El español es la segunda lengua más hablada en el mundo, tan solo por detrás del chino y superando al inglés. Somos más de 570 millones de hablantes de español y estamos repartidos por todo el globo. ¿Es posible que esa lengua sea uniforme? Claro que no. Cada zona tiene sus particularidades. ¿Quieres saber más sobre las diferentes variedades del español? Acompáñanos.

El español en el mundo

El español se habla, como lengua oficial, en más de una veintena de países y tiene más de cien mil hablantes en dieciocho países en los que no es lengua oficial. Es una de las lenguas más vivas del mundo. El Instituto Cervantes, con sus 76 sedes repartidas por todos los continentes, se encarga de extender el español como lengua de cultura y recoger los datos sobre su difusión.

Es la tercera lengua más estudiada y la tercera también con mayor presencia en las Naciones Unidas, superada solo por el inglés y el francés. Es la tercera lengua más utilizada en internet, después del inglés y el chino. Y es el segundo idioma más usado en Facebook, tan solo vencida por el inglés. Datos importantes sobre la expansión del español son el creciente número de matriculaciones en el Instituto Cervantes, que se multiplicaron por 8 entre 1992 y 2016. Tenemos más de 21 millones de estudiantes de español repartidos en 107 países. Además, se prevé que en 2050 el 7.8% de la población mundial hable español. Y, como dato también relevante, casi un tercio de la población de Estados Unidos será hispanohablante en 2060. Puedes ver una infografía sobre todos estos datos aquí.

Variedades del español de España

Como nativos de nuestro idioma, sabes que no todos los hispanohablantes hablan la misma variedad de español. Existen multitud de variedades geográficas que poseen muy diversos rasgos distintivos. Ni siquiera tenemos que irnos a otros países para verificar este hecho. Dentro de la propia Península Ibérica, en lo que se suele denominar español europeo o continental, podemos distinguir diferentes variedades del español, tales como las variedades septentrionales (desde el norte de la Península hasta la Comunidad de Madrid) y las variedades meridionales (la mitad sur de España, incluyendo Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura).

Algunos rasgos fonéticos

Una de las características que suele esgrimirse para la división entre variedades septentrionales y meridionales son las soluciones de los fonemas s y c (+ i, e), z (+ a, o, u).  En las variedades septentrionales, las soluciones son los fonemas anteriormente representados. Sin embargo, las variedades meridionales cambian el lugar de articulación de ambos fonemas.

La llamada s castellana tiene una articulación apicoalveolar, mientras que el fonema /s/ se articula de muy diversas formas en Andalucía. En parte de las variedades meridionales también podemos encontar el fonema /s/ con articulación apicoalveolar, aunque puede variar. En otras zonas (gran parte de Andalucía y las Islas Canarias), la distinción de ambos fonemas se ha perdido, prevaleciendo /s/ en todos los contextos. Es el denominado seseo, tan extendido, también, en la América hispanohablante.

Las realizaciones de c, z son más controvertidas. En las variedades septentrionales, c,z son un fonema fricativo,interdental, sordo. En las variedades meridionales, es posible que cambie el punto de articulación (volviéndose alveolar o dental, dependiendo el dialecto que se considere). Hay zonas de Andalucía y Murcia que han perdido la distinción entre sc,z y solo conservan la segunda de ellas, denominándose este fenómeno como ceceo.

Pero no es el único rasgo fonético a tener en cuenta para diferenciar estas variedades del español. Otra de las características que diferencian las variedades septentrionales de las meridionales es el yeísmo extendido por el área meridional. Aunque la distinción entre elle (ll) e i griega (y) también está empezando a perderse en algunas zonas septentrionales.

También hay una fuerte diferenciación en las diferentes realizaciones de j /x/. En algunas áreas de las variedades septentrionales, llega a realizarse como uvular y muy estridente. En zonas meridionales, sobre todo zonas marginales, la articulación puede variar hasta el punto de realizarse como una aspiración /h/, al igual que ocurre con algunas antiguas palabras latinas con f inicial: /f-/ > /h-/ (> /ø/ en la mayor parte del español).

Como últimos datos relevantes, aunque todavía nos dejamos algunos en el tintero, respecto a las diferencias fonéticas de las variedades septentrionales y meridionales, podemos citar dos fenómenos que se dan en las variedades septentrionales: una fuerte antihíatica, esto es, la tendencia a deshacer los hiatos y convertirlos en diptongos (indoeuropeo > indouropeo > induropeo); y la realización de d final como c, z (virtud > virtuz).

Para el próximo día, os presentaremos algunos términos del léxico de las diferentes áreas para que veáis que no solo se diferencian en los sonidos, sino también en las palabras que se utilizan en las diferentes zonas y en los diversos significados de una misma palabra. Y, por supuesto, también os traeremos un artículo sobre las diferentes variedades del español en América.

En BigBabbling contamos con nativos de diferentes regiones de la geografía mundial para adaptarnos también a tus necesidades. No lo dudes. Si quieres contar con un equipo de calidad para tus textos y traducciones, cuenta con nosotros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies