Bienvenidos una vez más a nuestra sección Refranero español. Hoy os volvemos a dejar una entrega suculenta y deliciosa de sabiduría popular con refranes escogidos. Si no te has pasado por nuestra selección quijotesca, te recomendamos que le eches un vistazo si te gustan estos refranes y, por supuesto, si no conoces los refranes de la anterior entrega, pues ya tienes más que leer. Aquí van las sentencias de hoy.

A falta de pan, buenas son tortas

Es un refrán que recomienda conformidad cuando no se consigue algo mejor. Sigue siendo un refrán de uso actual.

A la tercera va la vencida

Esta sentencia refleja el esfuerzo por conseguir algo con ahinco. Si en la primera ocasión no lo conseguimos, tenemos que seguir intentándolo. Se suele decir en la segunda ocasión para dar a entender que la próxima será la buena y se dice en la tercera cuando se ha cumplido el objetivo. Si se mira desde otro punto de vista menos optimista, puede significar que solo se van a hacer tres intentos y después se desistirá. Es un refrán muy usado todavía.

A lo hecho, pecho

En una situación que no se puede cambiar, solo queda afrontar lo que venga, aunque sea malo o no deseado. En este tipo de estado, lo único que se puede hacer es reaccionar y tratar de sobrellevarlo lo mejor posible. Sigue siendo un refrán muy usado en la actualidad.

El fruto prohibido es el más apetecido

Cuando algo está prohibido, nos resulta más apetecible, aunque eso nos suponga un malestar físico o moral. Es un refrán que está en desuso.

El primer paso es el que cuesta

Exhorta a emprender cualquier actividad, aunque se requiera de un gran esfuerzo al principio. Es un refrán de uso actual.

El tiempo pone a cada uno en su sitio

Se dice a modo de consuelo cuando se ha cometido una injusticia. Solo cabe esperar que la situación cambie y la verdad salga a la luz para que todos lo reconozcan. Es un refrán que se sigue utilizando con mucha frecuencia en la actualidad.

Necios y porfiados hacen ricos a los letrados

Muchos juicios se llevan a cabo por cabezonería, no porque se haya cometido una injusticia. Actualmente es un refrán en desuso.

No hay peor ciego que el que no quiere ver

Es inútil intentar convencer a alguien de algo que no quiere admitir. Hay otras variantes, como No hay más sordo que el que no quiere oír, que se registra en El Criticón (III 209) de Baltasar Gracián. Es un refrán que se sigue utilizando bastante en la actualidad.

Todo llega a su tiempo

Es una recomendación para que se tenga paciencia porque algo se hace esperar y llega en el momento en el que tiene que llegar. Aunque según el Centro Virtual Cervantes es un refrán poco usado, nosotros opinamos que sí que se usa bastante.

La suerte está echada

Este refrán se usa a modo de consuelo cuando no se puede modificar la situación a la que conllevan ciertas acciones. Proviene de la sentencia latina Alea iacta est, que se atribuye a Julio César cuando traspasó el Rubicón con sus tropas y provocó una guerra civil. El uso de este refrán es muy frecuente hoy en día.

Con este último refrán nos despedimos hasta la próxima entrega. Esperamos que os hayan gustado y que hagáis mucho uso de estas pequeñas perlas de sabiduría popular. 🙂

footer BigBabbling


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies