En otras ocasiones os hemos hablado de los traductores jurados, pero ¿os habéis preguntado qué ocurre cuando el texto que traducir es oral? ¿A quién recurrir si se quiere certificar esa comunicación? Eso es la interpretación jurada y te vamos a explicar en qué consiste.

La interpretación jurada

Al igual que ocurre con las traducciones juradas, las interpretaciones juradas son aquellas comunicaciones orales que necesitan la validación de un interprete jurado para ser reconocidas por las administraciones públicas. Os ponemos un ejemplo para que os hagáis una idea.

Imaginaos que no habláis español, sino alemán y necesitáis acudir a una comisaría para hacer una denuncia o declarar en un juicio. Como es lógico, allí necesitarás un intérprete y, para que vuestro testimonio tenga la mayor validez posible, el intérprete deberá ser jurado, reconocido por el MAEC. El intérprete jurado se hace responsable de lo que está traduciendo, es decir, le da a la interpretación jurada la fiabilidad que necesita la policía o la justicia para que esa comunicación tenga se considere correcta y nadie pueda falsearla.

La interpretación jurada, al igual que la traducción jurada, es una transcripción lo más fiel posible al original. Se intenta que el contenido en un idioma y otro no difiera, realizando una traducción casi literal de lo que el hablante comunica para que no puedan tergiversarse el mensaje. El interprete jurado avala y se hace responsable de la traducción, de modo que así se evita que otros agentes externos manipulen dicha traducción.

El intérprete jurado y sus funciones

Para poder conseguir el título de intérprete jurado hay que aprobar el examen del MAEC. No es necesario realizar dos exámenes, no os preocupéis. Es el mismo examen de traductor jurado el que deberás aprobar. Una vez que pasas esa prueba, obtienes el título de traductor-intérprete jurado, que te capacita para ejercer de ambas cosas, aunque luego solo te dediques a una.

La labor del intérprete jurado está en unos ámbitos similares a los del traductor jurado. Al tratarse de interpretaciones juradas, sus funciones se circunscriben a la justicia, en representación en juicios o tomas de declaración; la diplomacia, para servir de intérprete entre políticos de diferentes países; enlaces civiles en ayuntamientos o en empresas privadas para realizar las interpretaciones que necesiten a la hora de tratar con las administraciones públicas.

¿A quién acudir?

Si necesitas un intérprete jurado, lo mejor es acudir a una agencia de traducciones como BigBabbling. Nosotros contamos con una red de intérpretes jurados en multitud de idiomas para poder satisfacer las necesidades del mercado actual. Al contratar a tu intérprete por una agencia, te aseguras la máxima profesionalidad y calidad debido a los controles que realizamos. Si tienes algún problema, sabes que hay una empresa que te respalde y pueda ayudarte de una forma más eficiente con el eventualidades que puedan ocurrir. Sin duda, es la opción más razonable.

Si tienes alguna duda o necesitas asesoramiento, BigBabbling puede ayudarte para que consigas al mejor intérprete jurado al mejor precio y con unas condiciones insuperables. Si trabajas con nosotros, seguro que repites.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies