Como motivo del reciente 164º aniversario del nacimiento de Oscar Wilde, queremos traeros una breve reseña biográfica de este gran escritor del siglo XIX.

Oscar Wilde (1854-1900)

Familia y educación

Nació en Dublín en 1854, en el seno de una destacada familia de la sociedad angloirlandesa. Su padre era médico y su madre era poetisa (utilizaba el nombre de Speranza) y partidaria del Nacionalismo irlandés. Era el mediano de tres hermanos. Estudió en casa hasta los nueve años, demostrando una facilidad para el francés y el alemán. A los 10 años ingresó en el Portora Royal School de Enniskillen (Irlanda), donde estudió hasta los diecisiete años. Cursó sus estudios universitarios en las mejores universidades de Dublín y Oxford, donde se especializó en literatura clásica griega. En 1876 obtuvo el primer lugar en literatura clásica y en 1878 ganó el primer premio en literatura griega y latina. Ese mismo año también le fue concedido el Newdigate Prize por su poema Ravenna.

Periodo de esplendor (1881-1895)

En 1879 se marcha a Londres, donde estable su residencia. Guiado por Walter Pater y Paul Ruskin, se inició en la filosofía del esteticismo. Poco después, como representante de este movimiento, en 1882 viajó a Estados Unidos y Canadá para impartir conferencias sobre el Renacimiento inglés. A su regreso a Londres, trabajó como periodista. Ese mismo año de 1882 publica su primer libro, Poemas, cuyo éxito hizo que se vendieran cuatro ediciones en pocas semanas. Contrae matrimonio con Constance Lloyd en 1884, con la que tendrá dos hijos. Entre 1881 y 1895 tendrá un enorme desarrollo como escritor, periodo en el que escribe sus obras más destacadas, como su única novela, El retrato de Dorian Gray, y su magnífica obra de teatro, La importancia de llamarse Ernesto.

Escándalo en la sociedad británica

Estando en la cima de su carrera literaria, comienza un escándalo que lo llevará a una situación muy delicada a partir de 1895. Wilde empieza una campaña de difamación contra el Marqués de Queenberry, padre de su amigo lord Alfres Douglas. Esta campaña se volverá en contra de Wilde, quien sufrirá la represión sexual de la época. Queenberry sospecha que Wilde y su hijo mantienen un romance y acusa a Wilde sodomía. La sentencia contra Oscar Wilde pretendía ser ejemplar. Fue condenado a dos años de trabajos forzados. Después de esto, su esposa se negó a volver a verlo, aunque nunca se divorciaron, y le prohibió ver a sus hijos, que cambiaron su apellido por Holland para no ser relacionados con el escándalo. Durante su estancia en la cárcel escribió una extensa carta dirigida a lord Alfred Douglas, con el título De profundis, y el poema La cárcel de Reading, cuyo tema es la ejecución presenciada por Wilde de un reo por el asesinato de su esposa .

Salida de la cárcel y muerte

En 1897 sale de la cárcel y vive unos meses con lord Alfred Douglas cerca de Nápoles. La amenaza de no sustentarlos económicamente por parte de sus familias hizo que se separaran definitivamente. Wilde se traslada a París y usa el nombre falso de Sebastian Melmoth. Allí se convierte a la fe católica y vive como indigente en las calles parisinas hasta su muerte por meningitis en 1900. Sus restos mortales se encuentran en el cementerio de Père-Lachaise de París.

Traducciones y controversias en la obra de Oscar Wilde

Como no puede ser de otra forma, cuando hablamos de literatura, siempre surgen problemas con la traducción de las obras de los autores extranjeros. Oscar Wilde no se ha visto exento de estos contratiempos.

Sus cuentos han sufrido diversas alteraciones. Uno de los más famosos, El príncipe feliz, contiene en sus distintas traducciones un fallo muy extendido. En la versión original, Swallow Reed son personajes masculino y femenino respectivamente, lo cual queda marcado por las construcciones y adjetivos que el autor les añade. Sin embargo, en su traducción al castellano, swallow es traducido por golondrina, nombre femenino que marcará el sexo del personaje, al igual que reed es traducido por junco, nombre masculino del que tomará el sexo. Esto supone un cambio sustancial en el significado del cuento y  una desvirtuación del mismo.

La única novela de Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray, también ha tenido que lidiar con problemas, en este caso más relacionados con la censura. El texto original hacía muchas referencias a las relaciones homosexuales entre dos personajes de la obra. En 1895 se aprueba una ley que prohibía cualquier tipo de relación homosexual. Recordemos que el autor se enfrentó a un juicio por sodomía en este mismo año, que lo llevó a la cárcel.  En consecuencia, la obra fue gravemente censurada por el editor y por el propio Oscar Wilde. Además, se esgrimió esta novela como prueba en el juicio contra su autor. En 2011, Harvard University Press publicó la edición íntegra y sin censura de El retrato de Dorian Gray, que fue traducida en 2017 por Victoria León Varela al español.

Una de las controversias más interesantes alrededor de las obras de Oscar Wilde es el propio título de una de sus obras de teatro: La importancia de llamarse Ernesto. El título original es The Important of Being Earnest, traducido literalmente como La importancia de ser serio. En inglés, Ernestearnest (serio) son homófonos, por lo que existe un doble sentido en el título original al combinarse el significado de ambas palabras. Este juego se pierde en la traducción, que desvirtúa el significado casi completo del original al sustituir el verbo ser por el verbo llamarse.

10 citas célebres de Oscar Wilde

Si por algo es conocido Oscar Wilde es por su gran personalidad y su ingenio. A veces, esto ha trascendido más que sus obras. A continuación os damos una pocas citas de este gran escritor. Tenéis muchas más en Wikiquote.

  • «Formar parte de la sociedad es un fastidio, pero estar excluido de ella es una tragedia»
  • «A mí dadme las cosas superfluas, que cualquiera puede tener las necesarias»
  • «Amad al arte por sí y entonces todo lo demás se os dará por añadidura»
  • «Amarse a sí mismo es el comienzo de un idilio que durará toda la vida»
  • «Conciencia y cobardía son la misma cosa, solo que conciencia es el nombre comercial»
  • «Cualquiera puede hacer historia, pero sólo un gran hombre puede escribirla»
  • «Cualquiera puede simpatizar con las penas de un amigo. Simpatizar con sus éxitos requiere una naturaleza delicadísima»
  • «Cuando se está enamorando, empieza uno por desilusionarse a sí mismo y acaba por desilusionar a la otra parte interesada»
  • «El arte es la forma más intensa del individualismo que el mundo ha conocido»
  • «El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices»

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies