A los que ya tenemos cierta edad, escuchar eso de “remix del verano” nos remueve un poco por dentro y hace que la nostalgia venga a pasar la tarde con nosotros. Te gustase el estilo musical que te gustase, esa serie de discos donde se recopilaban las canciones más populares del año lo escuchabas, al menos, de pasada (y el anuncio seguro que sonaba 500 veces en tu casa).

Al igual que sentimos ese amor morboso por las canciones cutres del verano, los errores ajenos son como música para nuestros oídos y queremos regalaros un momento de regocijo con esta recopilación.

1. En Juego de Tronos corrieron demasiado

Empezamos fuerte para atrapar a los seriéfilos y, sobre todo, amantes de Juego de Tronos. Estos errores de traducción fueron muy sonados, pero igual se os ha escapado alguno.

La última temporada de GOT ha sido una locura. Todo debía salir del horno rápido para evitar spoilers y filtraciones, y los doblajes y subtítulos han sido los peor parados.

Durante la batalla de Invernalia, el capítulo más oscuro de todos los tiempos de la televisión, Daenerys estaba volando a lomos de su dragón y Davos, preocupado, gritó “¡Sicansíos!”. No tuvo mucho sentido, pero viendo la versión original lo comprendemos todo: El actor dijo “She can’t see us!”, y los nervios de la producción hicieron que pasasen por alto traducir esa frase con lógica.

En cuanto a los problemas con los subtítulos, a todos se nos encogió el corazón cuando leímos que Arya Stark decía “Dijiste que cerraría mis ojos para siempre“. Un gran error, puesto que de su boca realmente salió You said that I’d shut many eyes forever”. Muchos ojos, HBO, ¡no mis ojos! Respiremos tranquilos…

2. Un tatuaje humeante

Hay megaestrellas a las que les encanta ir de profundos por la vida. Es normal, deben destacar, deben inventar algo nuevo, deben hacer historia… pero a veces, sale mal. La grafía japonesa es muy llamativa, y su cultura muy interesante. Eso hizo que Ariana Grande decidiera tatuarse uno de sus éxitos, “Seven rings”, en este idioma, pero realmente llevará en la palma de su mano, y para la posteridad, “Parrilla japonesa”. ¡Qué poético!

La cantante pecó de confiada y, vamos a decirlo… ¡de cutre! Infórmate, chica, ¡que un tatuaje es para toda la vida!

3. Una web de pandereta

Una empresita pequeña que está empezando no siempre puede permitirse un servicio de traducción profesional. No recomendamos obviarlo, pero podemos llegar a comprenderlo… Pero hay cosas que no pueden perdonarse, como lo que ocurrió con la web del GOBIERNO DE ESPAÑA, que hizo una traducción automática y mangurrina que se corona en esto de los errores de traducción. No os lo contamos, mejor lo veis vosotros mismos. Qué ministras más curiosas tenemos, ¿no?

4. Intoxicated

Este caso es muy sonado, y bastante grave además. Un paciente llamado Willie Ramírez fue ingresado en un hospital por su familia, que no sabía absolutamente nada de inglés. Cuando dijeron que creían que sufría una intoxicación alimentaria, el personal, supuestamente bilingüe, entendió que estaba “intoxicated”, que se utiliza en inglés para personas con sobredosis de alcohol o drogas.

La cuestión es que ninguno tenía razón, puesto que Ramírez sufría una hemorragia cerebral, pero le aplicaron un mal diagnóstico y tratamiento y por culpa de la negligencia quedó parapléjico.

5. Google no siempre es tu mejor amigo

Internet y el mundo del deporte se alegraron enormemente al encontrar esta joya. El Sporting de Gijón anunciaba felizmente que había hecho una renovación en el museo del club, pero todo se torció cuando el primer fan que sabía un mínimo de inglés vio las fotos. Aquí está el patón que metieron:

¿Delivery? ¿Value? ¡¿En serio?!

6. Europatón en Eurovisión

¡¿Lo vísteis?! Hubo un momento de caos total en la cabeza de Nieves Álvarez, la portavoz española que entregaba los “points” de nuestro país. La frase que salió de su boca fue “Buenas noches, Tel Aviv. Good evening, Europe from de, from Granada of la Alhambra”. Los más de 250 millones de espectadores fueron demasiado para ella, que, obviamente, no está acostumbrada a hablar inglés. Quizás deberíamos replantearnos ciertas cosas para mejorar nuestra imagen eurovisiva

7. A relaxing cup, ¡claro que yes!

Más chula que un ocho se quedó la autora de esta frase, un gran clásico de los errores de traducción. Para los que hayáis vivido en una cueva durante estos años, os ponemos en situación. En 2013, Ana Botella era alcaldesa de Madrid y participaba en la candidatura de la ciudad para los Juegos Olímpicos. El “relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor” fue lo más memorable, a la vez que sorprendente. Aquí hubo errores de traducción, de interpretación, de pronunciación y de dignidad de un Ayuntamiento entero. Este momentazo fue elegido la metedura de pata del año por la revista Time. ¡Viva España!

Errores de traducción, el remix del verano 2019, ya está a la venta en tu tienda. Regalamos un diccionario con los 100 primeros ejemplares, ¡aprovecha la ocasión!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies